BENEFICIARIOS DE PLANES TRABAJARÁN EN 5 RUBROS .

Compartir

Construcción, reciclado, textil, alimentos y cuidado

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, confirmó hoy que el Gobierno avanzará con una modificación en el esquema de planes sociales, para que sus beneficiarios den una contraprestación obligatoria en al menos cinco rubros distintos: construcción, reciclado, textil, alimentos y cuidado.

“El objetivo más claro es que las personas vayan pasando del plan social al trabajo”, dijo el funcionario al explicar la iniciativa que será anunciada a fines de febrero, con la idea de que se aplique todo el año en todo el país.

La prueba piloto de la iniciativa es el programa “Pintando Escuelas”, por el que los beneficiarios están arreglando actualmente las instituciones educativas públicas sobre la base de convenios firmados por la Nación y los gobiernos provinciales.

Esos trabajadores primero son capacitados por el gremio Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) y luego trabajan durante todo febrero en las escuelas; una vez que se certifica la obra, perciben un ingreso similar al salario mínimo de 16.875 pesos.

“Comenzamos un poco a las apuradas con el tema de las escuelas, pero lo vamos a extender a cinco actividades: construcción, producción de alimentos, textil, cuidado de personas y reciclados”, anunció el titular de la cartera social.

Con respecto a la diferencia salarial entre el plan social y el salario mínimo, el ministro precisó que “el pago extra para llegar al salario mínimo dependerá de quien lo contrate a ese trabajador» y dijo que, «en el caso de la obra de pintura de las escuelas, lo deberá pagar el Estado provincial”.

“Lo importante es que además de que esos meses que cobró más dinero también tiene una capacitación y una certificación laboral que le servirá para buscar trabajo en otro lado”, destacó Arroyo.

Sobre el perfil de las personas que perciben un plan social, Arroyo describió: “Existe el trabajador que tiene muchas habilidades, pero no consigue trabajo porque la economía estuvo muy parada; otras personas necesitan un acompañamiento del Estado para capacitarse y conseguir trabajo; y otros que están muy lejos del mundo laboral por diversas cuestiones o problemas de salud”.