COMO EVITAR SUBIR DE PESO EN LA CUARENTENA ?

Compartir
El estrés o la ansiedad pueden llevarnos a comer por mero aburrimiento. ¿Qué recomiendan los expertos?

Durante la cuarentena obligatoria, tenemos tiempo de sobra. Estar aislado tantos días, sin embargo, puede resultar tedioso e incluso desembocar en estrés o ansiedad. Muchas personas, antes estas sensaciones, se resguardan en la comida. ¿Cómo evitar subir de peso en estas circunstancias? 

“En momentos de aislamiento involuntario, es decir que fue impuesto porque debemos cuidarnos y cuidar al prójimo, lo primero que puede aparecer es la sensación de que nos aburrimos”, dice Silvia Ibarra, médica especialista en psiquiatría, en diálogo con Clarín. “Y cuando se presenta la ansiedad, empezamos a picotear sin control, ya sean galletitas o papas fritas, lo cual puede poner en riesgo la salud además de provocar aumento de peso“, agrega.

Para combatir esto, lo ideal según los expertos es organizar el menú para hacer las cuatro comidas del día. “Si las cuatro comidas principales están completas, no se debería tener hambre fuera de esos horarios. Hay que ser conscientes de cuándo nos estamos alimentando por aburrimiento, para poder erradicar esa conducta”, explica Julieta Ponce, nutricionista de Crenyf.

Pero, ¿cómo evitar aburrirse si no tenemos ninguna actividad par hacer? “Hacer manualidades o algún arreglo de la casa, cocinar recetas saludables con los chicos, leer o hacer ejercicios, pueden ser buenas opciones“, considera.

Por otro lado, también es recomendable evitar la “infoxicación”, es decir, estar consumiendo noticias sobre la pandemia constantemente. Este exceso de información puede generar ansiedad y resultar perjudicial.

“Cuando decimos que comemos por ansiedad, estamos diciendo que llenamos con alimentos algún vacío emocional, tapando algo que no queremos ver, o por aburrimiento. A mis pacientes les propongo cerrar los ojos, poner la mano sobre su panza y preguntarse si realmente es hambre lo que sienten o están queriendo comer solo por estrés, angustia o porque están aburridos. Somos seres emocionales, comemos cuando estamos tristes y brindamos cuando estamos contentos. Pero también somos seres pensantes”, indica Ponce.

En ese sentido, ¿qué alimentos deberíamos evitar? Los que aumentan el nivel de cortisol, que es la hormona del estrés: los azúcares, los carbohidratos ultraprocesados (galletitas, facturas, comida chatarra), las bebidas energizantes, el alcohol y el café. Por el contrario, puede ayudar la ingesta de infusiones como té verde y de tilo, que ayudan a mantener un estado de calma, y alimentos como chocolate amargo, palta o frutos secos en pequeñas cantidades. Otra buena alternativa es recurrir a colaciones livianas entre las comidas, como frutas, yogur, frutos secos o daditos de queso fresco