EL GIMNASIO EN CASA.

Compartir
Si querés entrenar en tu hogar, estas son algunas ideas para poder realizarlo.

No tener el equipo necesario para ejercitarse en el hogar no es una excusa, ya que hay algunos sustitutos con lo que tenés en casa y sin gastar. A continuación te dejamos maneras sencillas de crear tu propio equipo de ejercicio.

Método 1: Con botellas de agua

Usá unas tan grandes como tu nivel de fuerza y llenarlos con agua. Podés usar una de medio litro si apenas comienzás a ejercitarte, ya que significa casi un kilogramo de peso. Si querés más resistencia, conseguí botellones de 3 a 10 litros y regulá la cantidad de agua. También podés usar los contenedores de detergente líquido.

Con estos recipientes se puede trabajar como si fueran mancuernas, barras o pesa rusa, así que podés ejecutar sentadillas, lunges, press militar, curls de bíceps y otros movimientos.

Método 2: Mochilas cargadas

Podés llenarla de objetos como libros, bolsas de arena, botellas con agua o ropa y usarla para tu trabajo de pesas. No necesitás las cintas que se ajustan en los hombros para usarla como pesa, ya que podés sujetar la zona lateral de la mochila para usarla como mancuerna o barra. En caso de tener las cintas, podés usarlas para push ups, sentadillas o estocadas.

Método 3: Bandas de resistencia

Si bien estas bandas no siempre funcionan como las pesas, para quienes comienzan a hacer ejercicio y desean ganar músculo son una buena opción. Las podés encontrar en cualquier supermercado o tienda de artículos deportivos. Sólo revisá que el set de bandas sea de diferentes niveles de resistencia, para hacer más difíciles los entrenamientos con el tiempo. Eso te ayudará a ganar músculo de manera constante. Además ayudan a trabajar todo el cuerpo sin importar lo que decidas entrenar, ya sea piernas, abdomen, pecho, espalda, hombros y hasta glúteos.