LA POLICÍA SANTAFECINA DEBIÓ INTERVENIR EN 1152 CASOS DE VIOLACIÓN DE CUARENTENA.

Compartir
«Hay una gran desaprensión de parte de la gente», dijo el jefe policial, Sarnaglia. «Vamos a ser muy exigentes en el cumplimiento», agregó el gobernador Perotti.

«Vamos a seguir siendo muy exigentes con el cumplimiento de la cuarentena, no es una solicitud, es una obligación”, dijo el gobernador Omar Perotti en conferencia de prensa, tras constatarse 1152 casos de intervenciones policiales por denuncias de incumplimiento del aislamiento por coronavirus.

“Denuncias por incumplimiento ya hubo más de 1152 en total, y en particular este viernes se han dado 27 detenciones en toda la provincia, con 29 intervenciones del Ministerio Público de la Acusación”, manifestó el gobernador.

“Debe mejorarse el funcionamiento de todos, de cada uno de los ciudadanos, debemos mejorar algunas instancias de conducta que parece no terminar de entenderse frente a los hechos que se dieron en distintos lugares de la provincia”, remarcó el mandatario, y agregó: “La institución policial tiene una instancia primaria que es cuidar a todos, frente a cualquier instancia delictiva, y adicionalmente está teniendo una tarea de fuerte cumplimiento de este decreto, coordinando esfuerzos con las instancia locales”.

“Creemos que la información que existe está llegando a cada uno, no se puede alegar desconocimiento de la información y la actitud de cada uno es mayoritariamente de alta colaboración y solidaridad, por lo cual tenemos que corregir algunas actitudes que poco colaboran en el resguardo de la salud pública”, puntualizó Perotti.

“Siempre la prioridad es la vida. Nuestra prioridad es la prevención y el resguardo de la vida de los santafesinos”. En este sentido, el gobernador recalcó que se seguirá siendo muy riguroso con las detenciones. “Esta medida no es una solicitud, es una obligación”, aseveró.

En este marco, el jefe de la Policía de la provincia de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, destacó el trabajo policial en relación al cumplimiento del aislamiento social decretado en el país y en toda la provincia; también detalló algunos incumplimientos que se han registrado.

“En estas intervenciones realizadas por la policía observamos una gran desaprensión por parte del público, hemos notificado a talleres y fábricas de insumos no importantes, tuvimos que notificar a algunos municipios para que no abrieran boliches, las plazas son muy lindas pero no es el momento, ni de tener perfumerías abiertas o negocios de venta de teléfonos celulares. Cosas que lamentablemente la Policía está constatando”, describió Sarnaglia.

“Una toma de conciencia es lo que necesitamos. Hemos desplegado a la Policía hasta en el último paraje, y todo ese esfuerzo necesita la cooperación del público”, agregó.