MUNICIPIOS FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO: EL INTENDENTE SPONTON PARTICIPÓ DEL ENCUENTRO NACIONAL.

Compartir

Convocado por la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático, el Intendente Roberto Sponton participó de la IV Asamblea Nacional de Intendentes, que se realizó en la ciudad de Mar del Plata.

El Intendente Sponton integró la mesa de Movilidad Sostenible e Innovación, en la cual expuso las principales acciones para el cuidado del medio ambiente que se están llevando a cabo en Malabrigo.

Por otro lado, participó de la mesa de relaciones internacionales, coordinada por Nicolás Sabuncuyan, Director de Asuntos Nacionales de la Cancillería Argentina, con el fin de avanzar en programas de vinculaciones internacionales.

Ésta fue la exposición del Intendente Sponton en relación a las acciones ambientales en Malabrigo:

ACCIONES AMIGABLES CON EL MEDIO AMBIENTE – GOBIERNO DE MALABRIGO

  Entendemos que las cuestiones inherentes al cuidado del medio ambiente deben ocupar un lugar destacado en la agenda pública. Es por eso que al inicio de nuestra gestión comenzamos a impulsar una serie de acciones tendientes a combatir el cambio climático y a lograr un desarrollo sostenible de nuestra comunidad.

  La primera acción fue institucionalizar la agenda medioambiental en la órbita municipal, incorporando al medio ambiente al rango de secretaría y designando a una Ingeniera Ambiental al frente de dicha área. Esto nos permitió visibilizar ante la población y poner al frente el tema. 

  Luego de esta institucionalización, comenzamos a planificar y desarrollar otras acciones, sobre algunas de las cuales hoy quiero detenerme en esta jornada.

  En el marco del Día mundial del Ambiente del año 2020, lanzamos el Programa de Recolección de Aceite Vegetal Usado. Somos conscientes de una realidad local que se replica en otros lugares y tiene que ver con la tendencia al abundante consumo aceite vegetal con fines alimenticios y, por consiguiente, la elevada generación de este residuo tanto en el ámbito domiciliario como en el comercial-gastronómico.

  Por citar un ejemplo: 1 litro de AVU puede contaminar más de 1.000 litros de agua. Esto nos condujo a establecer seis puntos de recolección, denominados “PUNTOS AVU”. Éstos son lugares donde el ciudadano puede acercar su botella plástica con aceite de cocina usado y colocarla en los contenedores destinados a tal fin. 

  Dichos puntos de acopio se instalaron en locales comerciales de cada uno de los barrios de Malabrigo, con una mirada estratégica que capte e incentive el compromiso y acompañamiento de los vecinos a este programa.

  Simultáneamente, iniciamos un trabajo junto a los locales gastronómicos (bares, rotiserías, comedores, restaurantes, etc.), quienes podrían catalogarse como “grandes generadores” de aceite vegetal usado. A ellos les hemos facilitado contendores específicos, con capacidad de 50 litros cada uno para el acopio.

  Frente a esto, mensualmente el personal municipal recorre cada uno de los Puntos AVU para recolectar el aceite y enviarlo a una planta que lo utiliza como materia prima en el proceso de fabricación de biodiesel, el cual posteriormente utilizamos como combustible en la maquinaria municipal.

  Al día de la fecha, llevamos recolectados más de 2100 litros de AVU y hemos recibido más de 1200 litros de biodiesel. Estos números pueden parecernos sin sentido al escucharlos, pero si nos centramos en la magnitud de su impacto en la preservación del medio ambiente y en el cúmulo de beneficios directos para la comunidad, tomamos real dimensión de la significatividad de estos valores y de la importancia de seguir trabajando para que crezcan. 

  Con estas acciones estamos transformando AVU en Biodiesel que luego utilizamos como combustible en la maquinaria municipal, además pudimos comprobar que bajamos un alto porcentaje la obstrucción en los ductos cloacales, debido a la disminución de AVU derramado en la red cloacal.

  En otro orden de acciones, cabe destacar que Malabrigo históricamente apostó al cuidado y a la ampliación del arbolado público. Al punto tal que, según el inventario forestal realizado en el presente año 2022 en el marco del Plan de Arbolado Público 2022–2026, se determinó que la ciudad posee más de un árbol por habitante, a razón de 10.049 habitantes sobre 11.430 árboles, contabilizando únicamente los que se encuentran en los espacios públicos, y seguimos con más plantaciones anuales.

  Como puede imaginarse, cada año la poda del arbolado público genera grandes cantidades de ramas. Eso nos llevó a plantearnos hacer algo con ese material; a buscar la manera de refuncionalizarlo.

  Nuestra ciudad posee un matadero–frigorífico Municipal, para cuyo funcionamiento, algo indispensable es el agua caliente que, en nuestro caso, se provee a partir de una caldera que utiliza leña como combustible.

  Frente a esta situación, articulamos medio ambiente con actividad productiva: empezamos a utilizar las ramas más gruesas generadas en la poda como combustible vegetal para la caldera del Frigorífico Malabrigo.

  Asimismo, con el fin de afianzar las políticas municipales de reutilización y minimización de residuos, las ramas más finas producidas en la poda pasan por un proceso de trozado mecanizado que las transforma en pequeños trozos llamados “chip”. Con esto logramos, por un lado, reducir el máximo el desplazamiento de camiones con ramas hacia rellenos sanitarios y, por otro lado, generar una gran cantidad de material orgánico.

  Para citar algunos ejemplos:

✅ El chipiado se utiliza en parques y plazas de la ciudad por sus beneficios para el cuidado y la estética de las plantaciones y espacios verdes.
✅ Los vecinos tienen la posibilidad de acceder gratuitamente a este material para sus jardines o huertas; ya sea para el mantenimiento, la construcción de senderos o para decoración de parques. Somos reconocidos como la ciudad jardín del norte de Santa fe y por ello estas acciones logran un amplio acompañamiento de los vecinos.
✅ También, este material junto a las hojas de los árboles, es utilizado para generar abono natural en la Planta de Compostaje que trabajamos con una escuela secundaria agro-técnica de la ciudad. Estos chips ayudan enormemente a mejorar la estructura de nuestro suelo, que son altamente arcillosos y el chip evita la compactación, y permite mantener la humedad por más tiempo.

  Como se puede apreciar, los beneficios de la reutilización de las ramas mediante la generación de “chipiado” son varios, pero podríamos simplificarlos en tres puntos centrales: conservan la humedad de la tierra, lo que permite ahorrar agua; aportan nutrientes al suelo; y evitan el crecimiento de malezas.

  En otro orden, y sin ánimo de extenderme demasiado, no quiero dejar de mencionar otras acciones que llevamos adelante en este último tiempo:

1️⃣ Impulsamos un importante Plan para dotar a Malabrigo de Iluminación Pública Eficiente. A través del remplazo de las lámparas de sodio por tecnología LED. Dicho plan contempla Iluminación LED en toda la ciudad en el menor tiempo posible. Esto generará mejora lumínica, ahorro energético, más seguridad y cuidado del medio ambiente.
2️⃣ En el año 2020 reemplazamos totalmente las lámparas ubicadas en plaza central y plazoletas de la ciudad.
3️⃣ En el año 2021 impulsamos por medio del Programa de Contribución de Mejora la iluminación eficiente en varias calles de la ciudad, con 5 columnas y artefactos LED cada 100 metros.
4️⃣ Generamos compromiso social a partir de la conformación de los “Promotores Ambientales”, un grupo de jóvenes voluntarios que desarrollan múltiples acciones de concientización y educación para el resto de la comunidad.
5️⃣ Fomentamos la recolección y disposición diferenciada de residuos.
6️⃣ Trabajamos en conjunto con la Escuela 487 (agro-técnica) en la producción de compostaje natural con las hojas que se recolectan durante la época de otoño. Posteriormente, dicha institución de encarga de la comercializan de la tierra fértil.

  Entendemos que los gobiernos locales debemos ser, por responsabilidad social con las generaciones presentes y futuras, promotores de acciones amigables con el medio ambiente. Pero toda acción contra el cambio climático para que sea verdaderamente positiva requiere de un trabajo en red que involucre y unifique el esfuerzo de toda la sociedad. Y quienes tenemos funciones públicas estamos obligados a arbitrar los medios necesarios para enfrentar esta situación desde una perspectiva integral.

  Todos sabemos que el medio ambiente no puede esperar, ni ser lo segundo. El medio ambiente es ahora y es lo primero.