PANDEMIA: CUÁLES SON LAS MEDIDAS TOMADAS PARA SANTA FE Y SANTO TOMÉ.

Compartir

Tras una semana de incertidumbre sobre el cambio de fase o restricciones para el Gran Santa Fe, finalmente un viernes por la noche como es la modalidad de la Provincia, el gobernador Omar Perotti anunció los cambios que afectarán a la región en el marco del aumento de casos por coronavirus.

Más de dos hora después de lo informado por el propio gobierno se inició la conferencia virtual, que estaba prevista para las 19.30, pero comenzó pasadas las 21.30.

El objetivo, según indicó Perotti en conferencia virtual, es limitar lo máximo posible la circulación en la capital y alrededores ante en creciente número de contagios. Para eso, se restringe la actividad comercial y recreativa.

«Esta nueva modalidad tiene restricciones pero tratando de mantener la mayor actividad posible», dijo Perotti, e insistió en que «la gente tenga en cuenta todos los cuidados posibles para frenar la curva». En ese sentido, repasó las medidas de higiene necesarias para protegerse del virus.

También, indicó que estos días con limitaciones permitirá readecuar el servicio de salud, y equiparlo de todo lo necesario. «Pudimos sumar camas, pudimos sumar respiradores, pero no podemos sumar profesionales».

Lo que recomendó que si los ciudadanos tienen síntomas «se den como positivos» y se aislen.

Por su parte, Emilio Jatón señaló que la semana próxima se reunirá con todos los sectores para evaluar las consecuencias de estas medidas e ir debatiendo en el transcurso de los días si puede haber un nuevo cambio positivo para la actividad productiva.

Las restricciones comienzan a las 0 horas de este sábado y son por 14 días.

Los rubros que deberán hacer cambios en la atención, de por sí modificada por la pandemia, son el comercio, incluyendo centros comerciales, los bares y aquellos que contemplan lo deportivo y lo estético, como peluquerías y comestología.

Se suspenden: actividades comerciales de shoppings, galerías y locales de la peatonal.

En cuanto a la gastronomía se cierran bares, restaurantes, rotiserías y heladerías, que podrán funcionar con la modalidad take away.

Comercios mayoristas y minoristas de rubros no esenciales de más de 100 m2.

Ejercicio de profesiones liberales, incluidos mandatarios, corredores y martilleros; actividad inmobiliaria y mudanzas.

Además, actividades religiosas, cultos y ceremonias de más de 10 personas.

Actividades administrativas: Sindicatos, entidades gremiales empresarias, obras sociales, cajas y colegios profesionales, entidades deportivas, universidades nacionales y privadas.

En tanto, también se encuentran dentro de las suspensiones actividades recreativas, deportivas, y servicios de peluquería, manicuría, cosmetología y podología.