SANTA FE: 60 DÍAS DE ARRESTO A QUIENES EXPLOTEN MENORES PARA MENDIGAR.

Compartir

El diputado provincial Gabriel Chumpitaz de Juntos por el Cambio presentó un proyecto que modifica el actual Código de Faltas Provincial sancionando en forma agravada a aquellos que aprovechándose de la situación de un menor de 14 años, se sirvieran de este a los fines de mendigar, participando en cualquier forma de las limosnas.

En este sentido remarcó: “Este proyecto surge por los hechos cotidianos de maltratos que vemos en los principales corredores gastronómicos de nuestra Provincia, donde los menores son manipulados y muchas veces fustigados en la venta de algún producto en bares o restaurantes, así como también en semaforos de larga espera donde se observa a niños y niñas entre los autos hasta largas horas de la noche.”

La propuesta del legislador agrava la actual multa que corresponde en la Ley provincial N° 10.703 para la mendicidad en menores, no solo ampliando los días de arresto sino también para el caso de que los padres, familiares o cuidadores de los niños utilicen alucinógenos con los menores para hacer sentir coaccionada a la persona a la que se dirige; o simulando enfermedad, mutilaciones o deficiencias físicas u otras prácticas relacionadas con drogas. En dicho caso, el personal policial más allá del arresto elevará los cargos al ministerio pupilar pudiendo los responsables perder la tutela del menor en cuestión.

El diputado del PRO continuó: “Si no controlamos y sancionamos este tipo de prácticas, pronto estaremos hablando de una red de explotación infantil en los principales nodos de la provincia. Nadie niega el derecho a pedir ayuda en una forma adecuada y respetuosa, pero no utilizando a los menores como vehículos para fines personales.”

Más allá de las infracciones relacionadas a robo y arrebatos donde muchas veces por la edad de imputabilidad se utiliza a los menores de edad, Gabriel Chumpitaz sentenció: “Las principales autoridades en materia de seguridad de la Provincia, están más preocupados en controlar el actuar policial en un escritorio, que en procurar el cuidado y bienestar de los niños. Ante este panorama, solicitamos intensificar los controles de aquellos que se encuentran en situación de calle procurando su bienestar y el de su propia familia.”