SCAGLIA: “LOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS HOY SON VÍCTIMAS DE LA INEFICACIA DEL ESTADO EN TODOS SUS NIVELES”.

Compartir

Juntos por el Cambio convocó a una sesión especial en la Cámara de Diputados para debatir temas considerados urgentes como la vuelta a clases, la libre circulación por todo el país y los sucesivos ataques al campo. Si bien el oficialismo no dio quórum, la Diputada Nacional del PRO, Gisela Scaglia pidió la palabra y declaró: “El Gobierno Nacional está atentando contra los productores agrarios”.

En su discurso, Scaglia manifestó su rechazo a los ataques que hace meses se están detectando contra diversos productores agropecuarios, quienes padecieron roturas de silo bolsas y robos de granos en diferentes localidades de la provincia de Santa Fe, incluso en Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos.

“Están atentando contra el sector que más dólares aporta a la economía y la situación que se vive en las zonas rurales de nuestro país ya es insostenible. El campo está viviendo una situación crítica, estamos esperando sancionar una ley que aumente las penas, tema que el Gobierno Nacional prometió tratar y todavía estamos esperando discutir”, destacó la Diputada santafesina.

Desde abril hasta la actualidad, se registraron distintos hechos delictivos en las zonas rurales de la provincia de Santa Fe. Delincuentes destruyen silobolsas, roban galpones y asaltan a mano armada, “es muy preocupante lo que viven los productores agropecuarios, pero más preocupante es la falta de acción del gobierno nacional y del provincial. Creen que esto es solo un problema de la gente del campo, pero no, estamos hablando de un problema de todos porque el sector agrario es el sector económico más importante del país”, indicó Scaglia.

Para finalizar remarcó, “nuestros trabajadores agrarios le están pidiendo al Estado Nacional un acompañamiento explícito, no con dinero, ni con subsidios, ellos saben cómo sacar adelante su situación. Exigen que Gobierno, a través de sus Ministros puedan coordinar acciones con las provincias a fin de terminar con este flagelo. No es momento de egoísmos partidarios, ni de sectarismo; la coyuntura nos obliga a unirnos, entender que esta situación la superamos trabajando juntos, y juntos incluye también a los productores agropecuarios que hoy son víctimas de la acción ineficaz del Estado en todos sus niveles”.