TROTTA: «El primer paso para el regreso a las aulas es que haya nula o muy baja circulación del virus».

Compartir
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, hizo un balance en Siesta Líder por LT9 de estos cuatro meses de clases a distancia y brindó detalles del trabajo en conjunto que están realizando con las autoridades de las provincias para la vuelta a las escuelas.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta,  hizo un balance en Siesta Líder por LT9 de estos cuatro meses de clases a distancia y brindó detalles del trabajo en conjunto que están realizando con las autoridades de las provincias para la vuelta a las aulas.

«Hay un enorme compromiso de maestros, maestras y profesores para generar los distintos caminos para permitir la continuidad educativa y pedagógica, con mucho esfuerzo de los estudiantes y de las familias. Esto también ilumina la profunda desigualdad que hay en nuestro país», comenzó diciendo Trotta.

En este sentido, reflexionó: «La desigualdad tiene distintas dimensiones. Una se asocia a la socioeconómica y al acceso a la tecnología, eso condiciona aprendizajes que no son similares en la escuela pero que la desigualdad se profundiza y consolida en el hogar. Es por eso que también desplegamos una agenda analógica por televisión, radio y más de 30 millones de cuadernos».

«Hoy tenemos puesta la mirada en tomar todas las decisiones que permitan, según la realidad epidemiológica de cada región o provincia, el regreso seguro a las aulas. Es complejo el transitar que tenemos por delante. Nuestra prioridad es cuidar la salud», enfatizó el funcionario.

Y subrayó: «Por eso es el primer paso para proyectar el regreso es que haya nula o muy baja circulación del virus y desplegar todos los protocoles que disminuyan la posibilidad de contagios en su máxima expresión posible. Por otro lado tenemos que ser conscientes de que hasta que haya una vacuna vamos a tener que convivir con una escuela dual para sostener el distanciamiento social».

Esto implica que los alumnos no van a poder ir todos los días en la escuela, explicó Trotta. «Vamos a tener que armar grupo para mantener el distanciamiento dentro del aula. Unos días vamos a estar en las escuelas y otros en nuestros hogares pero no de vacaciones, sino sosteniendo los procesos de aprendizaje a la distancia», afirmó.

«Para nada es un año perdido. Vemos cómo los chicos hacen un enorme esfuerzo, como lo hacemos todos, con los maestros y maestras a la cabeza. Por su puesto que el aprendizaje no es el mismo en el hogar que en las escuelas, eso va a implicar que tengamos aulas más desiguales y heterogénea. Por delante hay un desafío de reorganización de los años y propuesta pedagógica porque tenemos que garantizar los aprendizajes», aseveró el ministro.

LT9