200 MIL PERSONAS EN EL COSQUÍN ROCK 2023.

Compartir

Entre el sábado 18 y el domingo 19 de febrero, la nueva edición del Cosquin Rock reunió a 200 mil personas en el aeródromo de Santa María de Punilla.

El dato se lo ofreció  José Palazzo, fundador del festival que se ha puesto en valor a partir de una grilla diversa, retoques logísticos en el área de su realización y una cuidada apuesta en lo relacionado a lo gastronómico.

“Después de estar 22 cosquines, cuando muchos de ustedes no habían nacido, lo logramos: cerramos el Cosquín Rock número 23″, lanzó Germán Daffunchio durante el cambiante show de Las Pelotas en el epílogo de esta nueva edición del festival.

Esta afirmación es cierta a medias: si bien la banda fue la encargada de cerrar el telón del escenario Norte con emociones repartidas y ante un público que mostró un evidente cruce generacional, la realidad es que las propuestas que le bajaron la persiana la Cosquín Rock 2023 tuvieron que ver mucho más con el baile y la apuesta a futuro, que con el peso de su historia.

Por caso, la electrónica amable y ganchera de Tiësto. Minutos después de la 1 de este lunes, el dee jay neerlandés comenzó un largo set en el que incluyó guiños para el público promedio, como una versión intervenida del hit de Bizarrap y Quevedo (”¿Se viene el remix de Tiësto?”, se preguntó con picardía) y una impactante puesta de luces y visuales.

Y en escenarios secundarios, las fiestas Polenta (en el Boomerang) y Katana (en el Paraguay) le terminaban de poner un broche bien bailable a todo este Cosquín Rock europeizado.

Eso sí, gran parte del público que había comenzado la aventura bien temprano, emigraba hacia la congestionada salida con los cuerpos cansados de tanto trajín.

Una vez más quedó claro: el Cosquín Rock no es para flojitos. Hay que estar con pilas para disfrutar calidad y cantidad. Y claro, para quedarse hasta el final – final.

JOSÉ PALAZZO, MÁS QUE SATISFECHO CON COSQUÍN ROCK 2023

“El balance es muy positivo”, dice José Palazzo, fundador y organizador del festival junto a Marcelo “Chueco” Oliva.

“Es la edición más importante de nuestras vidas –amplió-. Hicimos un crossover de estilos musicales y de generaciones con el público. Por supuesto que, siempre que se organiza un evento de esta envergadura, quedan muchas cosas para mejorar”.

Cuando se le consulta al productor cuáles son esos aspectos a perfeccionar, dice que son los relacionados “a los ingresos y los egresos”.

“Son una cuestión de infraestructura, no del festival. Tendrá que decidir la municipalidad (de Santa María de Punilla) y la provincia cómo pueden ayudar al festival para mejorar esos aspectos”, suma Palazzo, quien a su vez enfatiza que a Cosquín Rock llegan turistas de todo el país y de todo el mundo.

“La verdad es que ha sido impresionante la cantidad de gente de Latinoamérica que compró entradas y que vino. Uruguayos, paraguayos, chilenos, ecuatorianos, mexicanos, colombianos, estadounidenses…”, enumera.

Para el productor, que históricamente peleó la idea de Cosquín Rock como “experiencia”, fue la grilla del festival la “herramienta” para llegar a la convocatoria de 200 mil personas.

“La música electrónica generó momentos muy especiales, pero el rock sigue siendo muy importante dentro de Cosquín. Los shows más convocantes fueron los de Ciro, Skay, Divididos, NTVG, Guasones… Y Juanse y Las Pelotas, que eran los cierres de cada noche, se quedaron con una multitud frente a los escenarios. Tenían previstos tocar 70 minutos y terminaron tocando casi 90″, analiza.

Por otro lado, Palazzo señala que los servicios nuevos que implementaron funcionaron muy bien: “Hablo de la cafetería, las degustaciones de vinos, de los espacios de comer & beber… Vinieron 50 empresarios de Latinoamérica para participar del lanzamiento del congreso Music & Market y se quedaron impresionados con cómo logramos articular todo”.

“Kin Martínez, de Vetusta Morla y organizador de varios festivales en Galicia, nos dijo que Cosquín Rock 2023 fue una de las experiencias festivaleras más interesantes que vivió en su vida. Nos enorgullece que un empresario tan curtido en el asunto nos haya dicho eso. También se quedó impresionado el mismo Tiësto, quien pidió recorrer el predio de punta a punta y nos aseguró que rara vez tiene que desarrollar su set mientras hay rock en los otros escenarios del festival en el que toca”, aseguró.

Por último, Palazzo vaticina un mayor y sostenido crecimiento de Cosquín Rock. “Estamos frente a los festivales más grande de la región, no dicho por mí sino por otros colegas y por los números puestos sobre la mesa”, se ceba. .

“Hay que trabajar codo a codo con el Estado para mejorar la infraestructura. Porque creo, el festival seguirá creciendo y creciendo…”, cierra.